Area Administrador

Ciencias políticas

Profesorado de Ciencias Politicas

Profesorado del Tercer Ciclo de la Enseñanza General Básica y de la Educación Polimodal en Ciencias Políticas.

Perfil del Egresado:

Se pretende en la formación de los futuros docentes la adquisición de aptitudes para la valoración de la convivencia democrática, el desarrollo social, el respeto por la diversidad y la revalorización de conceptos tales como la ética, las buenas costumbres inscriptas en la sociedad, la moral, la justicia, la equidad, el correcto comportamiento del ciudadano, el bien común, la solidaridad, entre otros.

Asimismo la capacitación y dominio de las Ciencias Sociales en general y como fundamento para exponer sus conocimientos científicos sobre distintos aspectos de la epistemología, ciencia política, teoría política y sus principales disciplinas conexas, tales como la Historia, la Geografía política y humana, la Sociología, el Derecho, la Economía, la Antropología, toda vez que ninguna de estas disciplinas se pueden abordar en forma separada, sin el riesgo de la disgregación del saber, ya que responden a una interrelación de conocimientos, que nos dará por resultado la comprensión del comportamiento del hombre en sociedad, tanto en su significado, cuanto en su significante, rescatando así la idea de que las Ciencias Sociales deben ser consideradas como un todo unitario, que comprenden todas las ciencias del obrar humano y que solo por fines metodológicos, se la han dividido en distintas disciplinas con un objeto de estudio propio, tal como ocurre en la Ciencia Política, pero que en definitiva todas tratan de la problemática que atañe al hombre y a sus circunstancias, ubicado siempre en un tiempo y espacio determinado.

El egresado docente, debe saber, que la sociedad no es un sustantivo, no es un lugar donde el hombre está, sino que el hombre es social y portador de lo social y sus valores y en este sentido puede formar y transformar cualitativamente su medio, su realidad social y política, a través de conductas éticas y de la producción de objetos culturalmente valiosos para la convivencia, teniendo a satisfacer necesidades individuales y colectivas, teniendo siempre como mira el bien común.

Y en este sentido, la Política como conductora de un grupo humano organizado jurídicamente a través del estado de derecho, siempre es ejercida por el hombre, quien debe articular los distintos aspectos de la realidad, en orden a lograr una convivencia digna, imbuida de valores, que le permita la interrelación humana de respeto mutuo, donde la libertad, la igualdad de posibilidades, la justicia correctamente distribuida y la paz, no sean amenazados por poderes dominantes y deshumanizados.

Por ello la educación, a través del perfil de este docente, se levanta, tentando el desafío de revalorizar al hombre, y a la sociedad en crisis, poniendo la mirada en la esperanza de construir un mundo mejor.

El egresado docente, capacitado para concretar estas aspiraciones, que surgen de los contenidos de los distintos espacios curriculares específicos, que propondremos, debe poder actuar en distintos campos del conocimiento, operar en la realidad social y política en forma positiva y desde el lugar del educador, y en su consecuencia participar eficazmente en estructuras e instituciones sociales, desempeñando roles claros y eficaces, en tanto y en cuanto obtiene capacidad para poder decir y poder hacer sobre el campo de la política.

Fundamentación de la Carrera:

Fundamentar una carrera implica tomar una posición, asumir un compromiso político y pedagógico en la conducción del proceso de educación.

El paradigma filosófico de que “todo cambia, nada permanece” tiene que ver con la vida dinámica del hombre y de su realidad social, como movimiento constante, lo que no es ajeno a la Transformación Educativa.

El cambio social es el resultado de procesos sociales que implican un cambio en el comportamiento del hombre y en consecuencia en las estructuras e instituciones sociales y políticas, que tienen el poder de imponerse.

Desde la óptica sociológica el cambio que resulte de los procesos de socialización e integración, se llama “Cambio Funcional” y el que resulte dentro de los procesos de educación y organización se llama “Cambio Inducido o Impuesto”, y se da por una voluntad histórica, que cuenta con un modelo deseado y el poder de decisión para conducir el proceso transformador.

En el contexto de esta transformación educativa han aparecido nuevas propuestas, se han materializado nuevos espacios y concretado nuevas posibilidades, que potencialmente generan una oportunidad histórica para la Educación Argentina.

Se trata de comprender la Política, no sólo como una ciencia, sino también como una conciencia racional y crítica del poder y de la sociedad, se allí la importancia que genera la implementación de la carrera propuesta.

El poder esta en el campo de la Política, y la política como praxis debe partir de un conocimiento racional de la sociedad, pero al moverse entre intereses, se la ha definido también, como “el arte de lo posible”.

Si tenemos en cuenta la planificación, el cambio social educativo, se transforma en un problema metodológico, como una manera de acercarse al mismo, abarcando todos los niveles de análisis, a través de una orientación como medio de alcanzar una utopía posible, para ello debemos utilizar la técnica de conducción que surge de la Ley Federal de Educación, que nos permite elaborar el tipo o modelo que se desea lograr, como objetivo razonable capaz de jugarse en el acto del cambio, aunque la meta no se alcance totalmente, ya que en pedagogía, como en política “se puede mas de lo que se cree, pero menos de lo que se desea”.

Y en este orden, la educación debe ser abordada desde una perspectiva epistemológica y ética, fundando procesos adecuados al momento histórico y a las características de nuestra cultura.

Coordinadora: Prof. Maria Eugenia Olivera

DESCARGAR PLAN DE ESTUDIO